Retomando ciudades y redes

La razón principal de estar AFK casi un año...
La razón principal de estar AFK casi un año… 

 

Hace casi un año deje de escribir el blog y pido disculpas a quienes empezaron a leerme y se han encontrado sucesivamente “Madrid-ciudad/Red?” como un barco pirata a la deriva. A veces pasan cosas en la vida que nos hacen estar AFK, una de esas cosas son los hijos y otra es la ANECA. En fin que desde que Teo llego a mi vida en noviembre del 2012 y hasta que conseguia la acreditación de Contratado Doctor, me ha sido difícil retomar la vida online con asiduidad. Pero aqui estoy de nuevo. Trabajando aun y durante otros 3 años sobre la ciudad-red.

En este primer post de la temporada, quiero contaros  que gracias al esfuerzo colectivo que hemos hecho los investigadores del Grupo Cultura Urbana de la UNED nos han renovado el I+D+i . Esto significa que ya no nos llamamos PRACTICEMAD (Practicas Culturales Emergentes en Madrid), ahora nos llamamos COSMOMAD (MADRID COSMÓPOLIS. PRÁCTICAS EMERGENTES Y  PROCESOS METROPOLITANOS- CSO2012-33949). Hemos renovado los objetivos de investigación, profundizando en las líneas que ya abarcabamos en el anterior cada uno de nosotros. De un modo amplio, puede decirse que mediante diez etnografías multisituadas en Madrid y su región metropolitana abordamos las relaciones entre ciudad y novedad. Más específicamente se trata de captar, a partir de una diversidad de ámbitos o áreas de la vida urbana, distintas formas de relación entre prácticas culturales emergentes y transformaciones metropolitanas. Éstas últimas son abarcadas bajo la imagen de Cosmópolis –una figura que enlaza los múltiples procesos de globalización, mundialización, informatización, dualización, individualización, cosmopolitanización, interculturalidad, densificación, segmentación, dispersión territorial, etc. que afectan al contexto en su conjunto.
Me parece interesante recordar aqui que la  unidad de trabajo empírico son prácticas socioculturales emergentes. Se documentan y analizan en una diversidad de loci: (1) Nuevas espacialidades centro-periferia, (2) Innovación cultural en empresas, (3) Narrativas y poéticas en el espacio íntimo, (4) Formas renovadas de mediación y experiencia en la música popular, (5) Logística y flujos alimentarios, (6) Inclusión y exclusión en la ciudad/red, (7) Interculturalidad en un Madrid multiétnico, (8) Hacktivismo, software libre y políticas digitales, (9) El circuito del arte bajo coyuntura de crisis, (10)
Visualidades e imaginarios urbanos. Para el tratamiento teórico de estas diez etnografías definimos cuatro ejes conceptuales: (a) Un nivel de economía política, centrado en el problema de la contradictoria agenda cultural urbana bajo presionantes condiciones globales; (b) Un nivel espaciotemporal, centrado en los modos de rearticulación de la localidad según sus diversos procesos de anclaje y desanclaje, escalas y cronotopías; (c) Un nivel centrado en las formas y emergencias de la novedad; (d) Un nivel
centrado en la redefinición en curso de categorías centrales de la experiencia urbana moderna, como público/privado, trabajo/ocio, producción/consumo y profesional/amateur. Desde una concepción ampliada de la innovación, este proyecto se interroga tanto sobre las nuevas prácticas emergentes como sobre la centralidad de las categorías clásicas mencionadas.
La hipótesis que nos guía es que éstas siguen organizando –si bien bajo tensión, pluralización y desgaste- la experiencia urbana en la Cosmópolis tardomoderna.

He puesto en negrita la etnografía en la que actualmente estoy desarrollando mi investigación sobre Madrid: ciudad/red. En este nuevo capítulo de investigación me interesa especialmente profundizar en los espacios hybridos de sociabilidad urbana donde se ponen en práctica, discuten, remedian o cobran nuevos sentidos los conceptos de comunidad, vecindad y ciudadanía. Estos parecen vincularse desde distintos ámbitos a un nuevo modelo de ciudad sensible/sensitivo (sentient). Una ciudad que parece capaz de sentirse a sí misma, que exige una relación más directa con la producción y gestión de la infraestructura urbana en múltiples datos que se registran en tiempo real y desde prácticas ciudadanas localmente situadas en espacios hiperconectados. Un ejemplo de ello en el que me encuentro inmersa actualmente es en la ocupación de espacios públicos para la producción y gestión de huertos urbanos. A partir de aqui los interrogantes que sirven de punto de partida son: ¿Qué nuevas comprensiones y usos del espacio público emergen ahí? ¿Qué demandas para la convivencia y gestión de lo público aparecen en escena? ¿Quiénes serán protagonistas de esta ciudad sensible? ¿Quiénes y cómo pueden quedar  desconectados?

Para esta investigación resulta necesaria una etnografía multisituada (Marcus, 1995) y online/ofline que permita seguir a los actores en su cotidianidad, presentando las categorías de análisis mencionadas que emergen de la separación, unión, imbricación o integración de los ingredientes humanos y no humanos que manejan en la ciudad. Del mismo modo que resulta necesario observar el modo en el que los objetos tecnológicos etnografiados, en tanto objetos usados, pensados, experimentados, no sólo o no tanto expresan y visibilizan sino expanden relaciones sociales, afectos, formas de comunicación, etc., algunas preexistentes otras novedosas. En principio serán 2 las unidades amplias de análisis seleccionadas: (1)Espacios urbanológicos o e-espacios promovidos por profesionales de  ámbitos como la arquitectura y el urbanismo (2) Huertos urbanos promovidos por la iniciativa de los vecinos.

Así pues, este año me vaís a leer sobre estas cuestiones y seguramente entre  otros lugares  me veréis acompañando y etnografiando la lucha de un grupo de vecinos del Pasillo Verde (Arganzuela) para hacer un huerto urbano  de un solar abandonado por el Ayuntamiento durante años.

Asamblea en el Huerto La Revoltosa del Pasillo Verde. Septiembre 2013.
Asamblea en el Huerto La Revoltosa del Pasillo Verde. Septiembre 2013.

Pienso que esta investigación que me traigo entre manos es importante porque la mayor parte de  las investigaciones relacionadas con las TIC y la ciudad han estado subvencionadas por empresas multinacionales dedicadas a la comunicación, o por ayuntamientos, estudios de arquitectura y urbanismo. La mayoría se realizan a posteriori de la puesta en marcha de un proyecto, la inauguración de una nueva infraestructura o diseño de un espacio… Esto se traduce habitualmente en informes que ofrecen unaconstatación cuantitativa de la expansión en el uso de estas tecnologías y los espacios, así como en la producción y reproducción de discursos emic que contribuyen a la producción de modelos de ciudad pero que rara vez son tomados como objeto de análisis etic. Por eso, pienso yo,  se hace necesaria una  aproximación cualitativa a los fenómenos que se derivan de esta expansión, teniendo en cuenta no solo a los usuarios expertos sino también y principalmente a los urbanitas de a pie, porque tanto unos como otros son actores sociales activos y críticos que utilizan la tecnología de manera relacional y construyen una opinión propia sobre ésta, sobre la ciudad y sobre si mismos y sus relaciones en ese proceso continuo de ensamblaje y actualización que da forma a la ciudad.


2 pensamientos sobre “Retomando ciudades y redes”

  1. Considero muy interesante tu propuesta de investigación. Por ello, me atrevo a sugerirte que, entre las mil cosas que vas a mirar, fijes tu observación en un aspecto crucial para todos nosotros: el espacio. Te planteo una pregunta al respecto: ¿Cuales son las dimensiones del espacio en el que se sitúa la acción social que vas a estudiar? ¿Se puede conceptualizar sólo como un espacio físico o como un espacio en red (reticual)? ¿O, no resultaría más relevante entenderlo como un espacio fluido? Y, visto así. ¿Estarías de acuerdo con García Selgas (2007) en su libro “Sobre la fluidez social” en que estos tipos de espacios (regiones, redes y fluido) están en conflicto tal y como plateara Mol y Law en 1994, fortaleciéndose el espacio fluido en la actualidad? ¿O, estarías más por considerar que más bien lo que ocurre es que el espacio humano en si mismo necesita ser considerado un espacio fluido que está formado por algo así como: el espacio físico, las redes y la innovación que emerge del flujo contínuo de información y recursos entre los actores, sin que haya un conflicto entre espacios sino más bien que todos ellos representan dimensiones del mismo espacio humano, en el cual se mueven nuestras acciones tal y como emergemos de la tardomodernidad.
    Te planteo esto porque, debido a mis propias investigaciones me encuentro con que esta dimensión básica que es el espacio urbano está en la raiz de lo que te planteas estudiar: la inclusión/exclusión en la ciudad.

    1. Hola Juan, a buenas horas respondo a este comentario pero más vale tarde que nunca. He actualizado mis entradas y con ello he tratado cuestiones que me hacías en esta pregunta sobre como concibo el espacio.Sigo dándole vueltas al tema y me tiene loca. Mi propuesta es concebir el espacio como un adentro de una red de relaciones, estas relaciones lo hacen a la vez físico y una realidad online, en ambos espacios se enacta y se establecen una serie de inclusiones y exclusiones. En este sentido las formas de exclusión podrían leerse en continua producción y me llevan a poner atención en los escritores de código, ambos escriben online y ofline. ¿quien escribe el código del espacio público? Me tengo que mirar a Selgas porque no lo he hecho pero si he estado viendo algunas cosas sobre el tema de la fluided y también sobre lo reticual concretamente en relación a las formaciones paranodales. A ver que te parece esto que te pongo abajo:
      Alexander R. Galloway and Eugene Thacker, The Exploit: A Theory of Networks (Minneapolis, MN, USA:University of Minnesota Press, 2007).
      Thomas Berker, “ Networks and Suffering” , in Proceedings of New Network Theory, 28-30 June, 2007, Amsterdam, Netherlands (2007), 182– 191. (basado en: Susan Leigh Star, “ Power technologies, and the phenomenology of conventions: on being allergic to onions” , in A Sociology of Monsters: Essays on Power, Technology, and Domination , ed. John Law (London,
      UK: Routledge, 1991), 43.)
      Ulises A. Mejias, “ The limits of networks as models for organizing the social” , New Media & Society11, no. 8 (2009): 11, doi:10 . 1177 / 1461444809341392 , http : / / nms . sagepub . com / cgi / content / abstract /1461444809341392v1 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *